Home TECNOLOGÍA Impresión 3D más barata: uso de celulosa
Impresión 3D más barata: uso de celulosa
0

Impresión 3D más barata: uso de celulosa

En el MIT fueron capaces de desarrollar un material a base de celulosa para la impresión 3D. Esta nueva materia prima llega como alternativa sostenible y biodegradable, frente a los polímeros procedentes del petróleo. Los científicos están convencidos que la impresión 3D con celulosa es más barata, proporciona objetos más resistentes, y puede hasta tener propiedades antimicrobianas.

Impresión 3D con celulosa

El equipo del MIT que hay detrás de esta investigación, utilizó acetato de celulosa. Al tener un número reducido de enlaces de hidrógeno, se puede disolver en acetona, y utilizarlo en el extrusor de la impresora 3D. Cuando la acetona se evapora, hace que el material solidifique con rapidez. Un tratamiento adicional (que es opcional) puede aportar gran resistencia al objeto impreso.

Un aspecto importante de este innovador material de impresión, es que la solidificación del objeto impreso se puede llevar a cabo a temperatura ambiente. Recordemos que la mayoría de impresoras 3D trabajan con extrusores que calientan el polímero. Con un material a base de celulosa, esto no es necesario, por lo que el proceso de producción sería más rápido. Incluso se podría recuperar la acetona evaporada, con el fin de aumentar la eficiencia.

La dureza de las piezas resultantes con esta técnica es mayor que si se hubiera empleado cualquier típico material de la impresión 3D (ABS, PLA).

Esta investigación se publicó en la revista Advanced Materials Technologies del MIT.

El investigador de MIT Sebastian Pattinson dice lo siguiente:

“La celulosa es el polímero orgánico más abundante en el mundo. La celulosa y sus derivados se utilizan en productos farmacéuticos, dispositivos médicos, como aditivos alimentarios, materiales de construcción, ropa… Una gran cantidad de productos se beneficiaría de este tipo de fabricación por impresión 3D.”

Otra de las ventajas de la impresión 3D con celulosa es la posibilidad de añadir colorante antimicrobiano. En la imagen siguiente se muestran unas pinzas anti-bacterianas, que destruyen microbios cuando son expuestas a una luz fluorescente.

 

Fuentes:

IS-ARQuitectura_Prefab 

Advanced Materials Technologies del MIT